Accesos Directos
    Home
    Actividades
    Vespa del Mes
    Foro Vespa Club Santiago
    Galeria
    Links
    Descargas
    Contacto
Actividades

PASEO ABRIL 2015    UN GRAN PASEO – SAN ESTEBAN (LOS ANDES)

Hora de la Reunión: 8:45 AM, del domingo 19 de abril de 2015. Pronóstico del Clima: nublado, temperatura máxima 21 grados, es decir, perfecto para salir a pasear. Nuestro punto de reunión fue en la Bomba de Bencina Petrobras, ubicada en Vitacura con Vespucio. La emoción y la alegría nos rondaba a todos, estábamos todos listos para un gran día. Con gente nueva, invitados y aquellos fieles al Club, los de siempre, aquellos que permanecen con el tiempo y le dan la alegría y tradición. 

Las últimas indicaciones, volvemos a establecer la ruta y estamos listos para partir, siguiendo por Vespucio camino Piedra Roja, hasta la Ruta 5 Norte. El frío de la mañana y el sol que apenas se asoma por entre las nubes nos dicen que será una bonita aventura, de esas de libro, para el recuerdo. Aquellas que cuentas a tus amigos, hijos y nietos. Siguiendo hacia el norte, la carretera se llena de colores por las Vespas: celeste, verde, blancas, rojas y negras. Los autos nos saludan y se atisba una sonrisa en el rostro de los niños que nos celebran y saludan.

Antes del túnel Chacabuco, tenemos nuestra primera detención, con la excusa del frío comentamos la ruta, las emociones, nuestras experiencias y nos encargamos que todos estén bien. Compartimos un café y una buena conversación, para reafirmar que estamos todos y recordar a aquellos que no pudieron asistir.

Seguimos nuestro rumbo, sin faltar agradecer al cielo, pasamos al Santuario de Santa Teresa de Los Andes. Otra reunión, café y la alegría de estar nuevamente todos juntos. Después de estirar las piernas, entre otras cosas, continuamos hacia la Hacienda “Cariño Botado”, para nuestro bien merecido almuerzo campestre. 

Al llegar a San Esteban y a “Cariño Botado” nos esperan con las puertas abiertas en sus estancias verdes y amplias, dándonos la bienvenida, el ambiente es grato y familiar. Es infaltable que la preocupación de nuestro presidente Richard, por lo que nos explica elementos importantes que debemos conocer de nuestras Vespas: niveles, tipos de aceites, lubricantes, neumáticos, herramientas, kit para parchar pinchazos…

El almuerzo se torna muy agradable, conversamos muy animosamente, compartimos y reímos. El tiempo, pasa rápido, y nos indica que debemos partir. Arreglamos nuestras cosas, establecemos nuestra ruta, parada de bencina, último café y despedida. Tomamos la carretera con rumbo a nuestras casas, con el corazón feliz y la certeza que nos reuniremos nuevamente en otra ocasión. Con nuevas aventuras para compartir, así se marca la senda del Vespa Club Santiago. Se despide cordialmente Jessica. 

Asistentes:

Richard

Osvaldo

Any

Juan José

Gerardo y María Eugenia

Luis

Ignacio

Jessica

Marisel

Carlos


PASEO DICIEMBRE 2014, A CACHAGUA SIN "CORDURA".

Y finalmente se hizo el ultimo paseo del 2014, tal como estaba planeado fue al litoral central, (Zapallar, Cachagua, Maitencillo). Como es costumbre, el encuentro fue temprano por la mañana en una estación de servicio, buena previsión para aquellos que por alguna razón no han podido rellenar sus maquinas el día anterior. Y de paso tomar algún tentempié, en algunos casos para recuperar fuerzas o porque salieron temprano de casa en puntillas para no despertar a nadie.

Como soy un “newbie” o recién llegado al club, no estaba muy al tanto de los requerimientos para el paseo, así que para no quedar falto de previsiones, llevé la capacidad completa de la moto en equipamiento para todo tiempo (Guantes de verano e invierno, valaclava, tenida completa de cordura y de lluvia, sweater, camisa de repuesto, calcetines adicionales, etc.), casi como para viaje a la antártica.

Con puntualidad inglesa llegaron los participantes: Juanjo, Alfonso, Giselle y José y un poco antes, Ignacio, que en su calidad de presidente subrogante y guía de la expedición se dio a la tarea de instruirnos de la ruta y de las precauciones de seguridad que nunca está de más reiterar. Más adelante se nos unió Patricio quien nos esperaba en la ruta 5.

Con sorpresa pude constatar que todos venían de lo más frescos y ligeros, con jeans o pantalón, chaqueta de moto de verano, alegres, sonrientes como si fueran a un “día de playa” (apuesto que mas de alguno llevaba traje de baño), debo confesar que me sentí un poco ridículo con mi vestimenta mas propia para un rally en el invierno noruego.

Y bien, terminados los cafecitos, bebidas isotónicas y otros brebajes difíciles de describir, nos fuimos a la ruta, muy despejada, por cierto, a esa hora de la fría mañana. Salimos directamente por Vespucio hacia la variante nororiente sin tráfico, por lo que todo fue disfrutar en esa etapa inicial del viaje, además debemos destacar que Juanjo asumió la coordinación logística para agilizar los peajes, así que los demás prácticamente no teníamos que detenernos.

Hacia las 9:30 de la mañana todo estaba muy agradable, poco tráfico en la ruta 5, unos agradables 17 a 18°C de temperatura, velocidad estándar de 80 a 90 km/h, excelentes y disciplinados conductores de moto, en dos filas alternados,  con buen resguardo de distancia, etc.. ¡Qué mejor! ¡Todo pintaba de mil maravillas!

Por mi parte, dentro de mi tenida de cordura, la presión y la temperatura aumentaban, pero aun soportables, bajar un poco el cierre de la chaqueta resulto ser una muy buena medida. Mis compañeros por su parte, cada vez mas fresquitos y alegres.

En fin, todo iba muy bien hasta que cruzamos el túnel “La calavera” (se podría decir que es el túnel del tiempo). Al otro lado la temperatura descendió a 11°C, totalmente cubierto, amenazantes nubes grises por doquier…

Por supuesto, 11°C de temperatura ambiente a 80 km/h hicieron mella en el grupo. Parada obligada en la Copec de Hijuelas, tanto para repostar combustible y adecuar la vestimenta, como también para recuperar energía, en donde el menú mas aceptado, por lo reponedor y útil ante la inclemencia del tiempo, fue el Combo 3 con café, jugo de naranja, huevos revueltos con jamón, y lo más importante “EL MERCURIO DEL DOMINGO” incluido. Al que algunos de nuestros colegas tuvieron que recurrir poniéndolo debajo de sus vestimentas, para lograr un poco más de temperatura corporal para el resto de la jornada. (Está todavía en discusión, qué cuerpo del conocido matutino resulta más abrigador para estos efectos. Algunos aseguran que el suplemento deportivo da buenos resultados!!! Otros definitivamente extrañaron “La Tercera” o incluso “El Mostrador”¡¡Ese sí que habría sido de alta temperatura!!)

A continuación de esta exitosa detención, después de la cual nuestros amigos (sin cordura) sonreían nuevamente, continuamos nuestro camino hasta Zapallar. Llegamos cerca de las 12:45, aun nublado pero definitivamente más agradable que los 9°C que nos toco afrontar en el camino a Nogales – Puchuncaví. 

Nuestro amigo Alfonso, muy conocedor de la zona,  inmediatamente  recurrió a sus contactos para buscar un buen lugar donde almorzar y poder degustar esos deliciosos productos del mar que nos hacen famosos en todo el mundo.

Pudimos disfrutar con toda calma, de un agradable, y distendido almuerzo. Entre historias, caldillos, cuentos de motociclista, pescados, anécdotas personales y mariscos.

Finalmente, después de un gran almuerzo, salimos de Zapallar para efectuar un reconocimiento de la zona. Primeramente a Cachagua, donde hicimos una parada para bajar el opíparo almuerzo, disfrutar del paisaje y la brisa marina, descansar unos momentos, efectuar la característica sesión fotográfica, a esta hora el sol ya resplandecía en nuestras costas y nos agasajaba con agradables 16°C.

Luego de una parada en Maitencillo, acompañados de un buen café y algunos que se atrevieron con algún pedazo de pastel o torta, emprendimos el regreso a Santiago. Algo más complejo por el trafico de fin de semana. Pero en forma totalmente segura, llegamos a la capital a eso de las 20:00 horas. 

Fue, en fin de cuentas, un estupendo paseo, muy entretenido y agradable, espero que los lectores de este artículo se animen a acompañarnos en los paseos 2015, ya que en este caso, mientras más, mucho mejor!! Felices fiestas a todos!! Se despide atentamente Osvaldo Langhaus.

Participantes:

Alfonso

Giselle
Ignacio
Juanjo
Osvaldo
Patricio

 

EL CASCO

¡A última hora, todo siempre a última hora! .Sabía que tenía que comprar un casco como Dios manda  y como la legislación exige. Pero como todas las cosas, seguía aferrándose a esa tontera de sentir el viento en la cara. Y a la vanidad de no querer verse como un allien.

Al día siguiente había paseo fuera de Santiago. Seguramente le iban a volver a decir lo que ya sabía. Que su casco era poco más que un juguete y en un accidente no lo iba a proteger mucho.

Así que fue a 10 de Julio, a última hora del viernes, a buscar el casco que le habían recomendado. Estaba agotado. Buscó uno a un precio razonable y lo compró. Pero además de ponérselo para regresar a su casa, no hizo el más mínimo esfuerzo, de a lo menos leer las instrucciones del mismo.

Al día siguiente, constató con agrado que en carretera la sensación era mucho más confortable que la con su antiguo casco militar.

En la primera parada ya le hicieron ver que el casco tenia algunos detalles que no había visto. Como que tenía una pestaña para entrada de aire y evitar el empañamiento del visor. ¡Todo por no leer las instrucciones, ya está dicho! Pero era algo natural en él. Aprender a los porrazos, a demás de dejar todo para última hora.

Ya de regreso, en la última parada. ¡La vergüenza final! Le hicieron ver, que había hecho todo el viaje de regreso con el casco desabrochado! Jajaja, a sus defectos debía agregar ahora el de descuidado.


PASEO OCTUBRE 2014

Amaneció nublado. Al punto de partida en Vitacura con Américo Vespucio llegaron 3 integrantes que esperaron hasta las 7 AM para iniciar viaje hacia Portillo. Alrededor de las 7:30 me les uní en Colina, en el km 19 de la ruta 57.

Avanzamos sin novedad hasta la altura de El Canelo, donde el tránsito había sido reducido a una pista por lado (había una peregrinación organizada por el Arzobispado de Santiago, actividad de caminata desde el pueblo de Chacabuco hasta el santuario de Santa Teresa de Los Andes).  Se despejo la vía después de la salida hacia la cuesta Chacabuco. Pasamos el túnel y volvimos a tener una pista por lado desde la altura del Enjoy, hasta el cruce a Rinconada.

Nos mantuvimos en la 57 para no entrar a los Andes. El paisaje cambió, aparecieron los viñedos. Entroncamos con el camino internacional después de pasar el puerto terrestre y empezamos a subir había Guardia Vieja. La temperatura bajó un poco y disfrutamos del viaje hasta la última Copec en Rio Blanco, llegamos alrededor de las 9:15.

Llenamos estanques, tomamos un cafecito y vimos llegar un grupo de 14 motos que se dirigían hacia Tunuyán en la Provincia de Mendoza. Eran todas motos grandes, les llamó la atención nuestras Vespas con motores “pequeños”.

Alrededor de una hora después iniciamos el último tramo hacia Portillo. Entretenidos subimos Juncal y Juncalillo y llegamos al Hotel. Estacionamos las motos mirando a la Laguna del Inca. Después de sacarnos las fotos de rigor, bajamos a la laguna para tocar el agua, que en la orilla era de un color verde turquesa, a pesar de que el día estaba nublado.

Cuando volvimos a las motos nos dimos cuenta que personal del hotel estaba buscando a los dueños porque nos habíamos estacionado en un lugar no autorizado. Bueno, fue sin mala intención y no había ninguna indicación al respecto.

Nos fuimos al hotel a ver el menú. El encargado en el turno era amigo de uno de los paseantes, así que nos mostró las dependencias del hotel: el gimnasio, el salón principal, los comedores del personal, la multicancha, la cocina, etc.

Volvimos al restaurante y ahí nos quedamos, después de desechar la idea de subir hasta el lado argentino a comprar turrón. ¡El almuerzo, con vista a la laguna, estuvo espectacular! ¡La conversación mejor aún! ¡Así se van construyendo las amistades!

El tiempo empeoró. Nos preparábamos para subir hasta el túnel, pero en ese momento llegaron dos nuevos integrantes en su X10. Decidimos regresar al restaurant y acompañarlos en su almuerzo.

Alrededor de las 4:15 PM emprendimos el regreso. Al salir del hotel, nos dimos cuenta que estaba cayendo un agua nieve con un poco de viento. Así que rápidamente nos pusimos los cascos y los guantes. Empezamos a bajar lentamente, la calzada estaba mojada y algo resbalosa. El agua nieve paro pronto. Pero se mantuvo algo de lluvia hasta los Andes, en ráfagas esporádicas.

En Rio Blanco nos estaban esperando dos compañeros mas, bajamos hasta los Andes. En mitad de la ruta, de pronto, nos dimos cuenta que una de las motos había dado la vuelta e iba en sentido contrario. ¡Paramos sin saber qué había pasado! ¡Solo había decidido regresar unos 100 metros para comprar una cacerola de cobre!

Llegamos a los Andes a repostar combustible. Salimos por Calle Larga para entroncar con la ruta 57 y regresar a Santiago. En el cruce a Quilapilún paramos a sacarnos las fotos del grupo completo. Eran alrededor de las 7 PM.

Fue un paseo entretenido, quizás con un poco de frio. Disfrutamos del viaje, paisaje y la conversación. ¡Hasta el próximo mes, nos vemos en Quintay!

Se despide cordialmente José Jorquera.

Asistentes ( en orden de llegada)

Richard

Giselle
Alfonso
José
Luis y Viviana
Juan José
Ignacio

 

UN POCO DE HISTORIA

Vespista en apuros

PASEO SEPTIEMBRE 2014

¡A pesar de un posible pronóstico de lluvia, nos dirigimos a la aventura a Caleu!
(¡Sin riesgo no hay gloria!).

El viaje fue muy grato. En la ruta encontramos a varios grupos de motos, que se
perdían raudamente en el horizonte. Saludaban con sus bocinas.

A medida que nos acercábamos a nuestro destino, el paisaje se teñía de verde
(en diversas tonalidades). Surgían los aromas del campo y el placer de respirar
aire puro. Todo un deleite para nuestros sentidos. También aparecían las curvas,
curvas libres sin barandas.

Nos detuvimos en el Café de Ingeborg a tomar desayuno. Muy buena atención y recepción.
Compartimos una mesa redonda con pan amasado calentito (sacado directo del horno),
huevos revueltos (de campo), queso fresco (pero muy fresco, estaba casi recién hecho)
y bebimos un rico café de grano que nos prepararon las chicas del lugar.
Disfrutamos de una agradable conversación.

Continuamos con nuestra bitácora de viaje hasta el pueblo de Caleu. Paramos a tomar
una bebida y continuar con nuestra amena tertulia.

Retornamos por el camino a Runge, para volver a llegar Tiltil (ruta nueva), y ya
emprender el regreso a Santiago.

Fueron al paseo cinco Vespas (cuatro rojas y una negra) y una Piaggio X10 350 gris.
Mas una Vespa gris que nos acompañó en la partida.

¡Hasta la próxima aventura!

Se despide cordialmente, Giselle Escobar.

Asistentes:

Luis y Viviana
José
Giselle
Gerardo
Richard
Alfonso

PASEO A CONMEMORACIÓN DE LOS 100 AÑOS DEL VALPARAÍSO MOTO CLUB

Entretenido video preparado gentilmente por nuestro amigo Juan José Fernández:

Parte 1

Parte 2


PASEO AGOSTO 2014

Un gran paseo a la Viña Santa Rita. ¡Tranquilo y relajado, especial para un novato como yo! ¡Agradezco a Richard su pasión y recibimiento, un gran anfitrión!

De vuelta fue muy entretenido, pasar a visitar una colección de Vespas y motonetas antiguas.

Gracias al paseo aprendí cosas técnicas y básicas para mi Vespa, que espero que me sirvan para el próximo paseo.

  :  Home  :    :  Actividades  :    :  Vespa del Mes  :    :  Foro Vespa Club Santiago  :  

  :  Galeria  :    :  Links  :    :  Descargas  :    :  Contacto  :  

WWW.VESPACLUBSANTIAGO.COM  2017

272827 Visitas    ::    Todos los derechos reservados ®    ::   
Diseņado por Paginas Web SuperWeb y Hosting